En el Día del Padre, sorpréndele con esta idea en cinco sencillos pasos

Ha llegado el Día del Padre, un día muy marcado en el calendario. Por ello, desde Cewe queremos haceros llegar una propuesta para que podáis sorprender a vuestros padres con una manualidad fácil y divertida, ¡y sin la necesidad de salir de casa!

Tan solo necesitáis escoger alguna foto que ya tengáis impresa, recopilar algunos materiales, ¡y hacer un marco con vuestras propias manos! Las opciones son infinitas, pero en este caso dependen de lo que tengáis por casa. ¡Vamos a ello!

Fuente de la imagen: Pinterest. Trucosyastucias.com
  • Paso 1: El primer paso para nuestro marco casero es colocar la foto sobre una cartulina y marcar con un lápiz su diámetro. Si no tienes cartulinas, no te preocupes, también puedes hacerlo sobre un folio. Pero, cuanto más duro sea el material del soporte, mejor. Por ello, te animamos a que utilices, por ejemplo, el cartón de una caja de zapatos, o de algún otro objeto que tengas y que puedas utilizar para esta manualidad.
  • Paso 2: Una vez tengamos marcado sobre nuestra cartulina o cartón el lugar de la foto, lo primero que debemos hacer es recortarlo. Te aconsejamos hacerlo dejando un pequeño margen hacia el interior, que será el que más tarde sujetará la foto. Seguidamente, solo tenemos que darle la forma deseada a nuestro marco. Para ello, si buscas una forma tradicional, no es necesario que hagas nada, pero, si te apetece, puedes darle forma ovalada, de nube, o alguna otra forma irregular. Así, siempre queda mucho más creativo y original. ¡Eres libre de hacerlo como quieras!
  • Paso 3: Cuando el soporte de tu marco tenga la forma deseada, tan solo tienes que decorarlo cómo más te apetezca. Si tienes pinturas en casa, como ceras, acuarelas o temperas, puedes utilizarlas para pintar el marco con alguna cenefa o con alguna combinación de colores, que pueden ser, por ejemplo, sus colores preferidos, los de su equipo de fútbol o, simplemente, los que mejor queden con la decoración de vuestro hogar.
  • Igualmente, para que tu marco sea lo más creativo posible, te proponemos hacer un collage sobre él. Es decir, pegar aquellos elementos que tengas por casa y que consideres que pueden quedar bien. Por ejemplo, puedes utilizar cola o algún otro tipo de pegamento para pegar pasta de diferentes formas, como espirales y macarrones, algún tipo de legumbre, como judías o garbanzos, o puedes hacerlo simplemente con recortes de periódicos, revistas, o folios de colores. ¡Este sí que es el momento de dejar volar tu imaginación! Eso sí, si dispones de cola o acetato blanco, una vez esté todo pegado, te aconsejamos darle una capa por encima. Esto, además de hacer que quede mejor pegado, conseguirá darle un acabado brillante y más profesional. Si no dispones de cola en casa, una opción ideal y muy original es forrar nuestro marco con algún tipo de cordón, como lana o cuerda. ¡Pues solo tendrás que dar vueltas para forrarlo!
Fuente de la imagen: Pinterest. Facilísimo.com
  • Paso 4: Con tu marco ya acabado, solo necesitas añadir algún sistema que te permita colgarlo. Este paso es tan sencillo como cortar un trozo de cuerda o lana y, por detrás del marco, pegar cada punta del cordón a un extremo diferente del marco. Si tu marco no pesa mucho, podrás hacerlo sencillamente con celo. Si pesa más, te aconsejamos que lo grapes o que, incluso, realices un refuerzo con cartón o cartulina por detrás del marco, de modo que te permita hacerle dos agujeros donde atarlo.  
  • Paso 5: Finalmente, lo único que tienes que hacer es pegar tu foto por detrás y… ¡listo! Ya tenemos un precioso detalle con el que transmitirle todo nuestro cariño a nuestros padres. Además, así siempre podrán disfrutar y tener a la vista nuestro recuerdo preferido con ellos, ¡incluso cuando nosotros no estemos en casa!