El pasado ya es futuro en el mundo de la fotografía

Son momentos pasados que vuelven a nosotros recordando hitos históricos, iconos de la moda e instantáneas que se convirtieron en referencia. A esta fotografía antigua se suma la tendencia actual a otorgarle ese toque vintage a nuestras fotos, porque aquí también el pasado ya es futuro.

SIGUIENDO LA ESTELA DE LA MODA

Así como empezamos a reciclar sudaderas y blusas de décadas pasadas e hicimos de lo antiguo lo más moderno de nuestro armario, muchos amantes de la fotografía han hecho lo mismo con las imágenes que han podido recopilar en sus casas y en colecciones antiguas.

Algunas han sido cuidadas y se han conservado como auténticas obras de arte, pero si no ha sido así, las imperfecciones también les dan un punto diferente y aportan valor.

TOQUE Y RETOQUE

En las nuevas fotografías también se aporta este punto antiguo en la forma de tomarlas y en el retoque posterior. Así, además de cámaras especializadas y filtros específicos, muchos buscan en los arreglos encontrar un extremo en tonos sepia o en blanco y negro que haga que parezca de otra época.

Las exposiciones y los perfiles en las redes sociales que utilizan estas fotos suelen llamar mucho más la atención, sobre todo si no rompen con ello y lo mantienen como algo propio.

¿HASTA DÓNDE Y HASTA CUÁNDO?

El atractivo y éxito de lo vintage parece, por el momento, no tener fin. Han entrado por la puerta grande y aunque para gustos, colores, cada vez son más los adeptos. Se trata también de una cultura, de herencia generacional y aprender a reciclar aquello que marcó de forma positiva una época.

Con los avances tecnológicos, la fotografía ofrece cada vez más posibilidades y los límites cada vez tienen menos fuerza, así que si llega el día y conseguimos transportarnos al pasado podremos, incluso, repetir todas aquellas fotos y colocarlas en nuestro mundo actual.