Cuatro destinos turísticos para viajar en septiembre

Parece una “broma” que el Día del Turismo se celebre a finales de septiembre, un mes de vuelta al cole, vuelta de las vacaciones, vuelta a la rutina… Pero, ¿qué mejor forma de salir de ella que planeando un viajecito? ¡Te damos algunas ideas para viajar en septiembre!.

Playa, montaña, ciudad, un fin de semana o la semana entera, ¡qué más da! Lo importante es elegir un destino turístico, hacer las maletas y disfrutar. Y, ¿por qué no en viajar en septiembre? Desde Cewe te damos algunas ideas para que decidas cuál será tu próximo destino turístico, pues seguro que los planes veraniegos ya los tienes más que olvidados.  

¿Dónde viajar en septiembre? 

1.Playa

Viajar a la playa en septiembre

Un clásico que nunca falla. Si eres de los que prefiere pasar su tiempo libre en remojo, la playa será tu destino en cualquier época del año, sólo tienes que elegir una zona del planeta en la que haga calorcito. No hay mejor forma de salir de la rutina. Aunque, si eres lobo/a de mar, te encantarán también esos primeros días de otoño, cuando empieza a caer la tarde y refrescar, siempre con vistas al mar. 

2.Destinos exóticos 

Empieza la temporada baja, eso quiere decir que si elegimos los destinos más exóticos justo a partir de ahora tendremos: menos gente, más disponibilidad de alojamiento y precios más bajos. ¡No hay mejor momento para ir, por ejemplo, a China! 

3.En Europa o en España 

Una ciudad europea o española para pasar un fin de semana de septiembre es un planazo. Desde Berlín a Valencia, pasando por los imprescindibles Londres, Barcelona o París. Cualquiera de estos destinos son ideales para tomar energía unos días antes de volver -en serio- a la rutina. 

4.Montaña 

Pero está claro que para respirar aire puro y desconectar, tampoco hay que irse muy lejos. Una escapada a la montaña más cercana, incluso en una excursión de ida y vuelta en el día, puede ser más que suficiente para re-conectar con la naturaleza, respirar aire puro y coger fuerzas durante el finde para hacerle frente al temido lunes. 

Ya seas de playa o de montaña, de destinos cercanos o lejanos, un viaje de vez en cuando alegra cuerpo y mente, y es una experiencias que se queda contigo para toda la vida en forma de recuerdo.